Nombre:  CaixaBank_France.jpg
Visitas: 848
Tamaño: 92.0 KB

Cuando el Tribunal Supremo condenó a BBVA, Cajamar y Novagalicia Banco (Caixagalicia por aquel entonces) el 9 de mayo de 2013 a retirar la cláusula suelo de todas sus hipotecas por considerarla nula al haber falta de transparencia en su contratación, Caixabank no quiso darse por aludido y decidió no retirar el suelo de ninguna hipoteca, a pesar de reconocer que 185.000 préstamos tenían un suelo de entre el 3,5% y el 4,95%, que impide pagar menos cuota cuando el Euríbor está en mínimos. El principal motivo es que dejaría de ganar 50 millones € al año.

Caixabank aglutina todas las hipotecas de La Caixa, pero también de CajaSol, que llegó a sus manos a través de Banca Cívica, una entidad con muchas cláusulas suelo en sus hipotecas. Clientes de la Caixa y gran parte de los de CajaSol pidieron a la caja catalana, nueva propietaria de sus hipotecas, que eliminara el suelo de las mismas.

En el mejor de los casos, si el hipotecado tiene problemas para pagar la cuota, la respuesta es bajar el suelo al 2,5% a cambio de aumentar su vinculación domiciliando la nómina y/o contratando tarjetas, seguros, fondos... Clientes han denunciado que para cubrirse las espaldas, Caixabank les propuso firmar un documento en el que estos se comprometían a no reclamar en el futuro, operación por la que les cobraban 60 €.

Afectados por el suelo en Caixabank han creado una petición en Change.org para reclamar a la entidad que quite todas las cláusulas suelo.